Augsburg, Yo voy!


 

Un diario periodístico.

De Gloria. Con epr. Por Augsburg.

 

Hola. Soy Gloria.

 

Mi verdadero nombre es Gloriadelys y soy de Cuba. Trabajo en La Habana como periodista. Ya he aprendido alemán allí. En Augsburgo estoy tomando un curso de alemán de seis meses. En mi equipaje tengo mis herramientas periodísticas y mucha curiosidad. Con mi amiga Cornelie y su equipo me gustaría compartir mis impresiones en Augsburgo, intercambiar información sobre temas de relaciones públicas y periodismo, descubrir nuevas cosas e informar sobre mi mundo. Estoy feliz de compartir mis experiencias y experiencias con ustedes. 

 

Hasta pronto!

Gloria



Mi primer invierno

 Estás preparada para el invierno?

Camiseta de tirantes. Saya por la rodilla. Ningun abrigo en la mano ni amarrado a la cintura. Tipica vestimenta de una adolescente en Kuba, donde el tiempo no cambia y el sol la mayor parte del año te dará los buenos días.

 

33 grados celsios. Son las 9 de la noche y estas en la playa con la mayor naturalidad del siglo. Usas bikini y a la hora de salir del agua ni corres en busca de la toalla. Disfrutas como el aire seca tu cuerpo sin pensar en el frio. Preocupacion por el clima: ninguno

Ante tal realidad. Estás preparada para el invierno? Resulta una de las tipicas preguntas para una cubana, quien por vez primera se encuentra fuera del territorio nacional y en plena temporada de final de año.

"Tu no sabes lo que es el frio", "moriras cuando tengas que lavarte el cabello", "todo abrigo es insuficiente". "El ron sera tu mejor compañero. Disfruta ahora que lo peor no ha llegado" fueron algunos de los comentarios entre un grupo de latinos que viven en Augsburg desde hace más de 10 años.

Aber...Keine Panik. (Pero no entres en pánico) Si la vida te da limones pues a hacer limonadas. Y que venga en invierno que lo estoy esperando...


0 Kommentare

El Rey y yo

En el ajetreo del centro de la ciudad de Augsburgo, probablemente ha conocido a todos los habitantes: un anciano con una larga barba, una amplia túnica y un silencio inquebrantable en su cara: el rey de Augsburgo. "" Ah, pensé para mí mismo,"¡También tenemos uno de esos en Cuba!"

 

Algunos dicen que tiene una misión: quiere hacer pensar a la gente, desacelerarla. Casi todos los días se puede encontrar con él en el Rathausplatz, siempre en una capa ancha y con barba larga. Cuando caminó por la ciudad con una sola corona durante años, el pueblo de Augsburgo comenzó a llamarlo "rey". Desde entonces ha sido una verdadera celebridad de Augsburgo y da sabios consejos a todo el mundo. Le ahorra a los terapeutas muchos problemas!

 

Curiosamente, también tenemos una especie de rey en La Habana, Cuba. Es el "El Caballero de París", el noble de París. El "noble de París" no era en la vida real ni un noble, ni de París. Era un vagabundo de España que vagaba por las calles de La Habana. Hizo un pequeño regalo a todos los que conoció y siempre fue amable y servicial. En 2001 se erigió un monumento en su honor. En un período de tiempo muy corto, se convirtió en un lugar para la gente que buscaba la felicidad, tocando al hombre de honor con su dedo índice o tirando de él por la barba. Tal vez cada pueblo tiene un anciano sabio.


0 Kommentare

Mercado de Augsburgo - Una gira culinaria mundial

En general me doy cuenta: Augsburgo es colorido! El lado más bello de esta variedad es el mercado de Augsburgo. Acompáñame en mi gira culinaria mundial

 

Un mar de colores me da la bienvenida. Mis ojos vagan por la variedad de tomates y los jugosos melones amarillos. Además de la variedad de productos alimenticios que se ofrecen, noto algo más: ¡los comerciantes de pescado, los carniceros y los comerciantes de frutas y verduras están todos en un mismo lugar! No es común en Cuba! Si el hambre llama, hay suficientes puestos para hacer un viaje culinario por el Mediterráneo: mi visita al mercado de la ciudad me lleva a Turquía, donde hay jugosas aceitunas para degustar, y luego a Italia, donde puedo disfrutar de una variedad de platos de pasta.

0 Kommentare

Azoteas de la ciudad - La glamorosa Torre Perlach

Al tercer día de la llegada, destino: Torre Perlach con Irene, una amiga muy agradable, quien me enseñó Augsburgo "desde arriba". 


¡La ciudad es de veras mágica! A pesar de las numerosas callejuelas serpenteantes conserva el típico orden alemán. Con una sola mirada al pintoresco paisaje se puede recorrer las distintas eras: Medieval, Renacentista o Modernista - Augsburgo es un museo vivo.

 La Habana es más colorida, despierta, ruidosa y un poco "caótica", según algunos. Y sorpresa: de los acostumbrados autos antiguos, llamados almendrones que identifican a la Isla, aquí en este lado del sol no he visto ninguno. Si bien hay coches veteranos, los nuestros son más populares entre los turistas. Brindan un encanto nostálgico de los años 50 y transforman a cada pasajero en los famosos del cine Grace Kelly o Clark Gable. 

 Siguiendo el tema de los carros vistos desde la Torre Perlach, como era de suponer, la mayoría son modernos en correspondencia con las calles curvas y angulosas, que también asombran por ser tan lisas como "piel de melocotón", llamadas así por los propios nativos.

Un buen caos - ¡que sólo puede haber en Alemania!

 

 

0 Kommentare

¿Qué vas a creer?

Cuba, Estados Unidos y los ataques acústicos: una historia de ciencia y ficción

 

Solo faltaba una gota para que la copa de las relaciones de Cuba y Estados Unidos se desbordara. Era necesario solo un motivo para que la "era del deshielo" que comenzaron Obama y Raúl volviera de nuevo a su etapa inicial. Supuesos ataques sónicos contra los diplomáticos estadounidenses en La Habana fue la "coartada perfecta" para que el gobierno de Trump pusiera en suspenso la vida de 20 mil cubanos que cada año aspiran a una visa de reconciliacion familiar.

Sobre el tema hay cierta iluminación en el Süddeutsche Zeitung  http://www.sueddeutsche.de/politik/kuba-was-auf-die-ohren-1.3717431

Si bien hay tantas teorías como "posición ideológica del espectador"; Cuba, Estados Unidos y los ataques acústicos no dejan de ser una historia de ciencia y ficción.

 

 


0 Kommentare